Las LXP llegaron para quedarse. Y es que si el e-learning y sus principales plataformas ya obtienen excelentes resultados con el aprendizaje en línea, las plataformas de experiencia de aprendizaje (LXP) pueden conseguir todavía más en lo que respecta a formación online.

Si nunca habías escuchado de las LXP, o si ya sabías de ellas, pero no terminas de entenderlas, llegaste al lugar indicado, pues en este post te contaremos qué es una LXP, cuáles son sus principales ventajas y qué las diferencia de las plataformas LMS.

¿Qué es una LXP?

Una LXP (del inglés learning experience platform, o plataforma de experiencia de aprendizaje) es un tipo de plataforma web desarrollada para ofrecer formación en línea directamente relacionada con los intereses, necesidades y destrezas de los usuarios que las emplean.

En este sentido, una LXP está más enfocada en sus usuarios que, por ejemplo, un entorno virtual de aprendizaje estándar; por ende, brinda contenido formativo mucho más relevante y consigue mejores resultados.

Qué es una LXP
Fuente: Canva

¿Cuáles son las características de una LXP?

A grandes rasgos, todas las LXP comparten un conjunto de características muy específicas. Estas son algunas de las principales:

1. Se centran en el usuario

Las LXP están totalmente centradas en el usuario. De ahí que sean estos los que definen, en mayor o menor medida, qué aprenderán y cómo será su experiencia formativa en la plataforma.

2. Emplean análisis de datos e IA para ofrecer contenido formativo

Por lo general, las LXP utilizan una combinación de IA con análisis de datos del comportamiento de sus usuarios y sus características para ofrecer contenido formativo pertinente.

3. Definen rutas de aprendizaje de manera dinámica

Las plataformas de experiencia de aprendizaje son capaces de definir y ajustar dinámicamente las rutas de aprendizaje de sus usuarios. Así, dependiendo de los gustos, intereses y capacidades de cada estudiante, se diseñará un itinerario de formación personalizado. 

4. Se integran con contenido de terceros 

A diferencia de muchas plataformas LMS, que solo pueden ofrecer contenido que esté dentro de la plataforma, las LXP suelen integrarse con contenido, aplicaciones y plataformas de terceros. De hecho, este atributo es esencial para que las LXP ofrezcan la experiencia dinámica y diversa que las caracteriza.

Características de una plataforma LXP
Fuente: Canva

¿Cuáles son las ventajas de las plataformas LXP?

Entre las principales ventajas de las plataformas LXP, podemos mencionar las siguientes:

1. Son más interactivas

Las LXP ofrecen una experiencia formativa mucho más interactiva que otros tipos de plataformas de e-learning. Después de todo, gran parte de su funcionamiento depende de las interacciones de sus usuarios.

Asimismo, como destaca elearningindustry, un sitio web especializado en e-learning, las LXP son más interactivas que los LMS, pues permiten que los usuarios interactúen con contenido curado especialmente para ellos y que, en cierto modo, sean estos quienes definan su propia ruta de aprendizaje en línea.

2. Ofrecen una experiencia de aprendizaje más inmersiva

En las LXP, los usuarios pueden personalizar de manera activa y continua su experiencia de aprendizaje. De esta manera, consiguen que su formación online sea más interesante, pero, también, más útil. 

Como resultado, su experiencia de aprendizaje es mucho más personal, cercana e inmersiva. 

3. Garantizan una formación más personalizada y efectiva

La gran ventaja de la formación personalizada que ofrece una plataforma LXP, radica en que, gracias a que está especialmente diseñada para cada usuario, suele ser más efectiva, pues aprovecha sus destrezas y su experiencia.

Eso quiere decir que, por ejemplo, los usuarios no tienen que enfrentar el desafío de tomar un curso para el cual no están preparados, o no tienen que consumir contenido que no está directamente relacionado con su formación profesional o sus intereses.

En pocas palabras, el aprendizaje en las LXP es más efectivo que en otras plataformas porque se ajusta al ritmo y al potencial de cada usuario, y le ofrece contenido ideal para la etapa formativa en la que se encuentra.

4. Aprovechan el potencial del análisis de datos y la IA

En las LXP, todo el aprendizaje en línea se organiza con la ayuda del análisis de datos y de la IA.

Así, las LXP pueden evaluar enormes volúmenes de datos provenientes de software de terceros que ya emplee la compañía u organización, para diseñar una experiencia de aprendizaje mucho más completa y precisa.

Valamis, una empresa especializada en desarrollo de software empresarial, asegura en su página web que esta es una de las grandes ventajas de las plataformas LXP, pues: 

Al acceder a la data y las funcionalidades de plataformas existentes, y complementarlas con nuevas capacidades, como la inteligencia artificial (IA) y el análisis de datos, las LXP pueden detectar proactivamente las necesidades de formación y sus deficiencias, así como definir estrategias para cubrir reparar esas brechas”.

Es decir, gracias a la IA y el análisis de datos, las plataformas LXP no solo ofrecen contenido formativo, también detectan problemas y mejoran la formación de manera continua.

Ventajas de una plataforma LXP
Fuente: Canva

LXP vs. LMS: ¿cuáles son las diferencias entre estas plataformas?

No cabe duda de que las LXP son muy diferentes frente a plataformas como las LMS, pero, específicamente, ¿cuáles son esas distinciones? Hablemos de algunas de ellas:

  1. Las LXP funcionan como ecosistemas de softwares trabajando en conjunto para brindar formación a un nivel mucho más dinámico y diverso. Los LMS, en cambio, operan como una plataforma web sencilla para el aprendizaje en línea.
  2. En el caso de las LXP, la formación es dinámica, y se adapta a cada usuario. Por su parte, los LMS ofrecen determinadas rutas de aprendizaje, pero estas no son personalizables ni demasiado flexibles.
  3. El análisis de datos y la IA tienen un rol crucial en las LXP, pues permiten la implementación de estrategias de formación flexibles y adaptables. Mientras que, los LMS usan un software más sencillo, por ende, tanto su manejo de los datos como su adaptabilidad es más reducida.

Como seguro notaste, las plataformas LXP están pensadas para llevar la formación en línea mucho más lejos. No solo brindan contenido educativo, sino que estudian a sus usuarios, se adaptan a estos y, como resultado, le ofrecen una experiencia de aprendizaje más completa.

En este sentido, una LXP tiene ventajas que algunas de las mejores plataformas de e-learning no pueden ofrecer.

Por eso, a pesar de ser soluciones algo más complejas de implementar, valen el esfuerzo que requieren, pues suelen conseguir resultados más notables y pueden brindar una formación profesional insuperable.

Ahora que sabes qué es una LXP y qué distingue a estas plataformas de otros softwares dedicados al e-learning, seguro entiendes por qué causan tanto furor en el sector de la formación en línea, sobre todo para grandes organizaciones.

Atrévete a probar una LXP en tu compañía, y descubre en persona todo lo que puedes conseguir con este software.

¡Hasta pronto!