• Guía completa

Los motivos por los cuales la gente decide emprender son abundantes: perseguir la independencia financiera, trabajar por la realización propia, hacer su propia carrera profesional, encontrar una alternativa al desempleo, o bien, generar un impacto en la vida de sus clientes. 

Es por esto que hoy en día nos encontramos frente a un amplio mercado de pequeñas y medianas empresas que resulta muy competitivo, por lo que debemos hacer todo lo posible para destacar entre las tantas opciones que se le presentan a los consumidores.

  1. Tips y consejos para elevar tu potencial empresarial
  1. La organización es la clave

Debes tener en cuenta que el tiempo es uno de tus bienes más valiosos. Es importante utilizarlo de manera cuidadosa, para elevar la productividad de tu empresa es importante saber jerarquizar las tareas y distribuir de manera correcta el tiempo que le dedicas a cada una de ellas. 

La priorización de unas cuestiones sobre otras, y una buena organización predispuesta de antemano es fundamental para elevar el potencial de tu empresa. También recomendamos delegar tareas y rodearse de profesionales que ayuden a garantizar un buen funcionamiento en todas las áreas de tu empresa.

  1. Hablemos de lo económico

Un factor principal que influye en el crecimiento de cualquier empresa es la gestión efectiva de su producción y sus recursos. Para que la rentabilidad de tu compañía se eleve, ten en cuenta estos consejos:

  • Controla correctamente tus gastos: es recomendable que confecciones un estado de flujo de efectivo todos los meses. Esto te permitirá analizar cómo estás gastando tu dinero, y así saber si debes realizar ajustes en algún aspecto en particular. También te recomendamos que armes presupuestos, y fijarte así una política definida que te ayude a monitorear tus gastos y orientar a tus trabajadores.
  • Planifica y controla tu inventario: una gestión eficaz del mismo puede ser clave para mejorar el desempeño de tu empresa, evitar costos innecesarios, ofrecer un mejor servicio a tus consumidores y tomar mejores decisiones.
  • Aumenta tus márgenes de ganancia: aumentar los precios, reducir los costos de producción, o un balance entre ambas opciones pueden ayudarte a sacarle mayor rentabilidad a tus productos. ¡Pero cuidado! Debes tener en cuenta que tus precios deben ser competitivos con el resto de ofertas que tus clientes encuentren en el mercado, o bien, que ofrezcas un producto o servicio de mayor calidad o con algún valor agregado.
  1. Aumento de ventas

Por cuestiones que le resultan obvias a cualquier emprendedor, el aumento de ventas implica mayor facturación. Sin embargo, esta ecuación no es tan sencilla ni tiene un camino lineal marcado. Consideramos que hay varios factores importantes que influyen en la cantidad de ventas.

Encontrar nuevos clientes suele ser la meta de toda empresa, pero resulta igual de relevante conservar los clientes actuales, y generar un interés en ellos para que vuelvan a adquirir el producto o servicio que se les ofrece.

Para encontrar un equilibrio entre estos dos factores, pasaremos a hablar de la importancia de la imagen de tu empresa, y de la atención al cliente.

  1. ¡No te olvides del marketing!

La imagen corporativa puede resultar determinante para tus potenciales clientes al momento de elegirte entre todas las opciones del mercado.

Te recomendamos asesorarte con un buen profesional en el área de marketing que te ayude a armar una estrategia de marketing integral. Una buena estrategia de branding puede influir ampliamente en el aumento de tu potencial empresarial. Asegúrate de que todos los elementos y estrategias presentes comuniquen exactamente lo que buscas transmitir.

Hoy en día, el marketing digital es una gran herramienta que puede convertirse en tu mejor amiga para ampliar tus horizontes y conseguir tanto nuevos clientes como generar un engagement en tus clientes actuales.

  1. Ten en cuenta las necesidades de tus clientes

Un buen servicio al cliente es fundamental para la reputación de tu empresa. Para esto debes tener en cuenta los deseos y las necesidades de tus consumidores, para así poder identificar sus características y adaptar tu empresa a las mismas.

Un equipo de soporte bien entrenado y amable será de gran ayuda al para mantener a tus clientes conformes, y puede ayudar a que estos recomienden tu empresa. Por esto mismo, consideramos que invertir en cursos, programas y talleres de formación para mejorar las capacidades de tu equipo de soporte es una gran idea.

Otro factor importante es definir qué canales de comunicación establecer para la atención al cliente. Esto debe depender del target de tu empresa, pero si buscas crecer es recomendable que ofrezcas varios canales para estar presente en las diversas situaciones que puedan surgirle a tu clientela.

  1. Aprovecha las novedosas herramientas tecnológicas

Si dispones de una empresa mediana o grande con muchos trabajadores, hay distintos softwares que pueden resultarte de ayuda para organizarlos y optimizar su rendimiento.

En el mercado podemos encontrar una amplia variedad de HRMS (Human Resources Managment System) que presentan soluciones para facilitar las operaciones de recursos humanos y volverlas eficaces. 

Cada sistema ofrece distintas herramientas para optimizar la gestión de los distintos equipos, buscando así aumentar la productividad de los mismos y generar un ambiente laboral cómodo y colaborativo. Estas están dirigidas a facilitar y controlar el reclutamiento, la gestión de desempeño, asistencia y planificación de tiempos de actividad. 

A su vez, también podemos encontrar herramientas dedicadas a mejorar la comunicación entre los trabajadores, una de las facultades que se considera indispensable para el buen funcionamiento interno de cualquier organización, en la medida en la que determina qué tan dispuestos a contribuir con los demás estarán tus empleados.

También podemos encontrar plataformas LMS (Learning Managment System), que brindan acceso a distintos programas de capacitación y formación para tus empleados. Utilizar una de estas plataformas puede resultarte útil para ahorrarte tiempo y dinero, formando a la vez a tus profesionales para que aumente su productividad, permitiendo el aumento de tu potencial empresarial.

  1. Busca destacar

Por último, pero no menos importante, es importante buscar diferenciarse de tus competidores. Lo óptimo es basarse en modelos de negocios propios de empresas exitosas pero agregarles tu punto de vista, y algún rasgo innovador.