La vida de un estudiante no es sencilla. Además de asuntos personales, se debe lidiar con una enorme cantidad de responsabilidades académicas, entre las cuales entran las tareas o trabajos prácticos y los exámenes.

Sin embargo, la misión de cualquier maestro o profesor debería ser el de evitar que sus alumnos se desesperen. No es justo que deban cancelar todas sus salidas únicamente para llegar a cumplir con los objetivos que se esperan dentro del estudio. En lugar de sobrecargarlos con cosas, sería conveniente recurrir a un par de herramientas pensadas para que el trayecto hacia un aprendizaje profundo y genuino sea más fácil o, a lo sumo, accesible y placentero. 

Así que si esta es tu área, el presente artículo te interesa, ya que aquí se desarrolla una de esas herramientas que resulta indispensable en las aulas y que, una vez que la conozcas, no lograrás comprender cómo no la utilizaste antes. Garantizamos que va a cambiar tu vida de forma positiva. Estamos hablando ni más ni menos que de Courseware

¿Qué es Courseware?

En primer lugar, como es de esperarse, hay que responder a la pregunta más elemental: ¿Qué es Courseware? Es interesante desde el punto de vista etimológico, debido a que el término surge de la combinación de dos palabras en inglés: “course”, es decir, curso, y “software”. 

Se trata, como su nombre lo indica, de un software diseñado específicamente para fines educativos. Entre otras cuestiones, sirve como refuerzo o como ayuda de los temas estudiados y dictados en una clase. 

Dicho con otras palabras, es un software con una cantidad variada de contenido educativo, además de estrategias de instrucción para quien las considere necesarias. Es perfecto para maestros, capacitadores o, incluso, como tutoriales para estudiantes. Por eso, estemos hablando de un colegio o una universidad, Courseware no puede faltar. Todos deberían conocerlo y probarlo aunque sea una vez, si bien sabemos por experiencia que una vez después se convierten en muchas.

¿Cuáles son sus características?

Ya hemos definido de manera brevemente en qué consiste en software. Aun así, esa información no es suficiente para tener una buena imagen de su verdadero potencial. Es muy importante tener en consideración cuáles son algunas de sus características. Queremos hacer hincapié en “algunas”, ya que la realidad es que son tantas que resultaría imposible mencionarlas todas en la lista que aparece a continuación. 

  • Ofrece una variedad de cursos que permiten elegir el que más interesa o el que más le sirve según lo que se está estudiando, por lo que es fundamental recomendar la herramienta a alumnos. 
  • Presenta instrucciones sobre diferentes temas; por ejemplo, cómo dividir un curso en conferencias o en partes.
  • Incluye notas para el instructor sobre el liderazgo en las clases y su importancia.
  • Cuenta con información para el autoaprendizaje y, además, el aprendizaje por dispositivos tecnológicos. 
  • Se puede publicar material propio con acceso para los estudiantes, así se les da la opción de reforzar contenidos fuera del aula.
  • Proporciona retroalimentación grupal e individualizada. 
  • Propone ideas innovadoras para organizar una clase a distancia, las cuales cada vez son más demandadas por la situación actual de pandemia que estamos viviendo. 
  • Tutoriales tanto para alumnos y estudiantes.
  • Tareas, cuestionarios y simulacros ya preparados para una mejor comprensión, también se pueden realizar tareas, cuestionarios y simulacros personalizados. 
  • Ofrece diferentes métodos propios de acceder a conocimientos según el material educativo. No se considera que el método de exploración, en el que los estudiantes son los responsables de la navegación por las redes, sea el más adecuado. Después de todo, con este, uno puede llegar a cuestionar si se produjo o no el aprendizaje. Es posible que pierdan más tiempo buscando esa información que reteniéndola. Por eso, este software recomienda otros métodos que son mucho más efectivos. Quizás el más popular entre estos sea el siguiente.
    • Métodos de análisis: se solicita que los estudiantes actúen, pero sólo después de haber pensado en los temas desarrollados, lo cual da lugar a un aprendizaje más sólido al tener primero que procesar la información para interactuar con el material. 

¿Cuáles son las ventajas de usar Courseware?

Finalmente, a modo de cierre, es pertinente pasar a hablar sobre qué beneficios o ventajas implica el uso de Courseware. Al igual que sus características, podemos afirmar que son muchas las ventajas, pero nombraremos aquí las más destacables.

  • Los resultados de aprendizaje son sólidos.
  • Muy fácil de utilizar, hay guías disponibles por más que prácticamente no son necesarias, en un software sumamente intuitivo. 
  • Los cursos de Courseware se complementan magistralmente a los cursos tradicionales impartidos en las aulas, pero también pueden ser cursos independientes. 
  • Se acomoda a las necesidades y a los deseos de cada usuario. 
  • Tiene una cantidad impresionante de recursos didácticos. 
  • Estimula la innovación y el perfeccionamiento de los recursos utilizados por los docentes.
  • Comentarios muy positivos.
  • Una muy buena relación entre calidad y precio.

Que aprender sea divertido

Ir al colegio o a la facultad no debería ser tortuoso, sino un momento único en el que el estudiante abre su cabeza a un mundo nuevo de información. Para que esto suceda, es el rol de todo docente hacer que las clases sean llevaderas y, sobre todo, divertidas, ya que está comprobado que así es mucho más simple retener todo tipo de información.

Con Courseware, todo maestro y docente tiene las herramientas que necesita para ayudar a sus alumnos. Se puede optar entre recurrir a cursos ya disponibles en el software como a crear contenido propio, pero cualquiera sea el caso, no se puede negar lo útil que es al momento de enseñar y, por ende, de aprender. 

Hay que pensar en la utilización de Courseware como una verdadera inversión de la cual saldrán beneficiados los docentes, los estudiantes, e incluso la institución. Es momento de que le demos a la tecnología su merecido lugar en las aulas. Tanto nos ayudó durante la peor etapa de la cuarentena, ¿por qué no dejar que siga contribuyendo a nuestra vida diaria? No dudes más y da el siguiente paso al futuro del aprendizaje.