A lo largo de los años, hemos llegado a comprender que ser inteligente te lleva a la cima: piensa en todas las películas y todas las historias que has escuchado sobre alguien que sobresale en la escuela y alcanza las alturas del éxito. 

Pero si mirara más de cerca estas mismas historias y películas, se daría cuenta de que muchos de estos éxitos se deben, de hecho, a otro ingrediente mágico; inteligencia emocional. 

Ser capaz de comprender más que un razonamiento fluido o «cuán inteligente es alguien» es donde la inteligencia emocional en el lugar de trabajo ha comenzado a brillar. 

Comprender cómo se siente alguien y tener la capacidad de comprender y percibir las emociones se ha convertido en una habilidad que los grandes líderes, superestrellas de equipos y directores ejecutivos han tenido que aprovechar. 

  1. ¿Qué es la inteligencia emocional en el lugar de trabajo? 

La inteligencia emocional, (también conocida como cociente emocional o EQ), es la capacidad de identificar, evaluar y controlar las emociones de uno mismo, de los demás y de los grupos. Es una habilidad que ayuda a los individuos a ser más conscientes de sus propios sentimientos y los de los demás.

La inteligencia emocional se puede definir como la comprensión de un individuo acerca de las emociones y la información emocional. La conciencia en torno a las sensaciones de uno mismo o de los demás puede ayudar a tomar mejores decisiones.

Es una habilidad que es necesaria para cualquier lugar de trabajo. Se puede aplicar tanto a las relaciones interpersonales como a las profesionales, las cuales son esenciales para el crecimiento y la contribución de su empresa.

La inteligencia emocional se trata de ser consciente de tus propias emociones y manejarlas para ser más consciente de ti mismo, comprensivo, considerado y empático. También significa comprender las emociones de otras personas para tratarlas de manera más efectiva.

Las teorías de la inteligencia emocional en las empresas se pueden dividir en tres modelos distintos: el modelo de habilidad, el modelo mixto y el modelo de rasgos.

El modelo Ability fue desarrollado por Peter Salovey de la Universidad de Yale y John Mayer de la Universidad de New Hampshire.

  • Percepción de emociones: comprensión de signos no verbales como el lenguaje corporal o las expresiones faciales de otras personas (Salovey & Birnbaum).
  • Razonamiento con emociones: uso de las emociones para promover el pensamiento y la actividad cognitiva (Salovey & Birnbaum).
  • Comprender las emociones: Interpretar las emociones de los demás a tu alrededor, ser capaz de reconocer que las personas muestran emociones de enojo cuando no están enojados contigo sino con la situación.
  • Manejar las emociones: regular las emociones, respondiendo apropiada y consistentemente.

El modelo mixto fue desarrollado por David Goleman. El modelo de Goleman utiliza «Los cinco componentes» para describir de manera eficiente la inteligencia emocional. Veremos este modelo con más detalle más adelante en la guía. 

  • Autoconocimiento (confianza, reconocimiento de sentimientos).
  • Autorregulación (autocontrol, fiabilidad, adaptabilidad).
  • Motivación (impulso, compromiso, proactividad, optimismo).
  • Empatía (comprensión de los sentimientos de los demás, variedad, conciencia social).
  • Habilidades Sociales (liderazgo, resolución de conflictos, habilidades de comunicación).

El modelo de rasgos es propiedad de Konstantin Vasily Petrides. Definió el modelo de rasgos como «una constelación de autopercepciones emocionales ubicadas en los niveles inferiores de la personalidad».

  • La propia comprensión y percepción de sus emociones.
  • El uso del marco de personalidad para investigar la inteligencia emocional rasgo.
  1. Los beneficios de la inteligencia emocional en el lugar de trabajo

La inteligencia emocional es la capacidad de identificar, evaluar y gestionar las emociones de uno mismo, de los demás y de los grupos.

Se ha demostrado que la IE es útil en una variedad de situaciones en el lugar de trabajo. Los empleadores pueden usarlo para comprender mejor a sus empleados. También puede ayudarlos a tomar decisiones más informadas sobre la contratación de nuevo personal.

Los beneficios de la inteligencia emocional son claros: es una forma de que los empleadores tengan empleados más felices, más productivos y creativos. Pero los autores advierten que aunque EQ es una herramienta útil para los empleadores, no debe verse como un sustituto de otros criterios de selección tradicionales.

Algunos de los diversos beneficios incluyen:

  1. Las personas con alto EQ ganan más

Las investigaciones han demostrado que las personas con una inteligencia emocional alta pueden ganar un promedio de hasta $29 000 más al año que aquellas que tienen un EQ bajo. De hecho, por cada aumento de punto porcentual en EQ, agrega $ 1300 al salario anual de un individuo. Aquellos con un EQ alto también tienen más probabilidades de estar satisfechos con su trabajo y menos probabilidades de sufrir agotamiento.

  1. High EQ aumenta la productividad

No solo beneficia al individuo, también puede beneficiar a los equipos. Especialmente en el desarrollo de la cohesión y, a cambio, aumentar la productividad. Para hacerlo, un equipo puede tener solo unos pocos miembros con EQ alto para ver un cambio dinámico en los resultados. 

  1. Un EQ más alto se asocia con una mayor eficiencia en el lugar de trabajo

Con una mejor productividad viene una mejor eficiencia en el lugar de trabajo. Cuando los miembros del equipo tienen una comprensión de dónde se encuentran emocionalmente las personas en comparación con la carga de trabajo y los objetivos establecidos, se puede hacer mucho para mejorar la eficiencia del sistema. 

  1. EQ mejora la cohesión en el lugar de trabajo

Las personas que son más inteligentes emocionalmente son mejores para comunicarse que otras. Están abiertos a compartir sus ideas y también a escuchar las ideas de otras personas. 

  1. EQ mejora la confianza

Los empleados podrán confiar unos en otros, manejar sus sentimientos de manera profesional y trabajar juntos para alcanzar el éxito. Los gerentes que aprecian las emociones, las necesidades y las preocupaciones de los demás disfrutarán de mejores relaciones con su personal.

  • EQ permite a las personas manejar sus emociones de manera efectiva
  • EQ mejora el control de impulsos
  • EQ hace un mejor ambiente de trabajo
  • Alto EQ está relacionado con una mayor satisfacción laboral
  • Un EQ más alto está relacionado negativamente con el agotamiento 
  • EQ aumenta la autoconciencia