El rendimiento de los empleados es tal vez el factor más importante para el correcto funcionamiento de una empresa u organización de cualquier índole.  Se sabe perfectamente que las mismas no están conformadas por robots automatizados que realizan todas sus tareas perfectamente sin ningún tipo de error, sino por personas humanas que tienen sus diferentes problemas, capacidades, habilidades, motivaciones, personalidades y más. Si se piensa en esto positivamente, esto es algo bueno para la empresa, ya que dicha variedad permite que se puedan tratar diferentes perspectivas y abordar mayores logros, objetivos y situaciones en el entorno de trabajo. 

Sin embargo, algo que todas las personas tenemos en común, no únicamente en el ámbito del desempeño laboral, es que necesitamos recibir respuestas motivacionales por parte de los que nos rodean, para poder fortalecernos y desafiarnos a lograr nuestro mejor desempeño en nuestras actividades diarias. Esto se ve bien reflejado entonces en las empresas, donde a los empleados les importa totalmente lo que sus orientadores y superiores les pueden aportar para su mejora y fortalecimiento de sus habilidades y objetivos. 

Es aquí donde adoptamos el concepto de la retroalimentación como una de las formas más conocidas para brindarle una devolución positiva o negativa (pero siempre con un trasfondo positivo que lleva a la mejora y corrección de los errores y equivocaciones) que emplean todas las empresas para sus empleados. 

En este artículo hablaremos entonces de los tipos de retroalimentación que existen y del nuevo concepto que se ha dado a conocer en estos últimos tiempos de feedforward, del cual tal vez algunas personas no tenían un conocimiento completo de su existencia. 

¿Qué es el feedforward?

Como tema fundamental y principal para comenzar a explayarnos en este articulo, nos referiremos al feedforward y sus principales funcionamientos o motivos dentro de la armonía del trabajo que se realiza en una empresa. 

Este término que proviene del inglés, en español se podría traducir como “retroalimentación hacia el futuro” (aunque no se suele utilizar en este idioma, sino más bien con el término original en inglés como la mayoría de los conceptos referidos al mundo empresarial). La idea de este proyecto o término, se llevó a cabo por primera vez por los consultores Jon Katzenbach y Marshall Goldsmith, en búsqueda de determinar una correcta gestión del talento y desarrollo humano que impacta en un sistema. 

El mismo, como bien dice su nombre, se basa en una retroalimentación, es decir, un tipo de comunicación empresarial de devolución u observación por parte de un superior con sus empleados, acerca de su trabajo o las tareas que realiza, pero que se proyecta más positivamente hacia un futuro con el fin de determinar y mejorar ciertos aspectos importantes con otro enfoque diferente al de retroceso. 

El avance en el desarrollo y mejora del empleado mediante el mismo se da justamente con información en tiempo real, dejando de lado los hechos del pasado y poniendo un mayor foco de atención en las futuras soluciones que se pueden mejorar. 

Se caracteriza además por no tener como requisito necesario que los implicados tengan un conocimiento previo, dándole a cualquier persona la posibilidad de hacerlo. Esto es gracias a que es mucho más eficiente, al no tener que comprobar los errores o equivocaciones ya cometidas, sino a prevenirlas pensando en un futuro mucho más positivo en vez de en un pasado lleno de negatividad y centrarse en los beneficios que permiten un cambio positivo en el futuro sin tener que sentirse en fracaso. 

¿Qué diferencias tiene el feedforward con el feedback?

Tal vez el término que más se conoce comúnmente en las empresas, e inclusive en varias áreas de la vida cotidiana como aquellas involucradas en el aprendizaje (instituciones educativas, cursos de formación, proyectos artísticos, etc.), es el de feedback. 

Las personas ya tenemos automatizada la acción de opinar acerca de cosas que ya pasaron, errores que se cometieron y no se pudieron evitar previamente y resultados que estos mismos reflejan en el presente. Sin bien esto puede servir para aprender de los errores, en algunos casos no es suficientemente efectivo para evitarlos en un futuro, y es por eso que se está comenzando a implementar el proceso o técnica de feedforward, como un complemento o reemplazo del feedback. 

¿Cómo se puede implementar eficientemente el feedforward en una empresa para que la misma goce de todos sus beneficios?

Como más o menos mencionamos previamente, el comenzar a utilizar de forma más usual y común el feedforward en los ámbitos empresariales para mejorar el rendimiento de los colaboradores y evitar que se produzcan ciertos errores en un futuro, es un cambio que sirve para bien en la organización. Pero muchas veces, no sabemos cómo poder comenzar a implementarlo de manera eficiente, ya que estamos más acostumbrados a utilizar el feedback, para ello, los siguientes consejos podrían ser de gran utilidad:

  • Dejar de lado las valoraciones personales que no tienen validez real en la mejora de los procesos, o que afectan las ideas creativas de los empleados (es decir, no hacer críticas no constructivas que negativicen la situación).
  • Brindarle libertad a los empleados a tomar, si desean, las observaciones que se les hace a la hora de ejecutar una tarea.
  • Tomar oportunidades concretas que permitan pensar en el futuro como algo mucho más práctico, posible y real.
  • Establecer objetivos específicos, concretos y útiles desde un principio y dárselos a conocer a los empleados.
  • Escuchar, valorar y aceptar las diferentes ideas de todos.
  • Hacer más común el hecho de pedir ideas y sugerencias prácticas en el mismo momento que se están realizando las tareas. 

En conclusión, el uso del feedforward es un gran cambio positivo en la modalidad de aportar cosas positivas en una empresa para impulsar al cambio y buen desarrollo del desempeño de las actividades que realizan los equipos de trabajo. A medida que se crea un ambiente de mejora constante entre todos, los resultados comenzarán a ser cada vez más positivos.