La ergonomía ocupacional es una de esas áreas subestimadas que, pese a la poca importancia que se le da, puede mejorar notablemente la productividad y la eficiencia de los equipos de trabajo de una organización.

A diferencia de muchas estrategias de desarrollo corporativo, la ergonomía ocupacional se enfoca en el bienestar de los equipos de trabajo, al tiempo que reduce sus gastos y mejora su eficiencia.

Aunque suena compleja de implementar, aplicarla en una organización es muy sencillo

Si quieres descubrir qué es la ergonomía ocupacional, para qué sirve o cómo puedes aprovechar su potencial en tu empresa, este post es justo para ti. Pues aquí te contaremos todo sobre esta disciplina.

¿Qué es la ergonomía ocupacional?

La ergonomía ocupacional es la disciplina que se ocupa de desarrollar espacios de trabajo adaptados a las necesidades y características fisiológicas y psicológicas de los colaboradores de una organización. 

En este sentido, como apunta la Escuela de Medicina de la universidad de Duke en su portal web, la ergonomía ocupacional está pensada para mejorar el bienestar de los colaboradores de una empresa al prevenir peligros potenciales a su salud en el espacio de trabajo y reducir causas de estrés.

¿Qué es la ergonomía ocupacional?
Fuente: Canva

¿Cuáles son los principios de la ergonomía ocupacional?

Los principios de la ergonomía ocupacional son bastante sencillos y aplican para todas las facetas de esta disciplina. Veamos algunos de ellos:

1. Usa posturas neutrales para trabajar

Tener una buena postura es de los principios de la ergonomía ocupacional más importantes.

En este sentido, la recomendación es que tengas una postura neutral, es decir, una postura en la que tus músculos no estén en tensión.

2. Haz tu trabajo a la altura correcta

Trabajar a la altura correcta implica que cada herramienta que emplees en tu espacio de trabajo, debe estar a la altura ideal para que puedas utilizarlos sin forzar tu postura. Aunque no lo parezca, esto es esencial en la ergonomía ocupacional.

Por ejemplo, si trabajas con un computador, tu escritorio y asiento deben tener la altura adecuada para que puedas usarlo sin necesidad de doblar tu cuello o espalda o de esforzar demasiado tus ojos.

3. Evita el uso de fuerza excesiva para hacer tu trabajo

Dependiendo de tu trabajo, es posible que tengas que realizar cierto esfuerzo físico para cumplir con tus responsabilidades profesionales. En esos casos, es necesario que evites sobreexigirte

De todos los principios de la ergonomía ocupacional, este es uno de los que más puede salvarte de lesiones y accidentes.

4. Mantén todo al alcance

Otro de los principios clave de la ergonomía ocupacional es mantener tus herramientas de trabajo al alcance, puesto que te ahorra esfuerzos innecesarios y hace que tu trabajo sea más productivo y cómodo.

5. Estírate y relaja tus músculos y tu mente a intervalos regulares

Los descansos son esenciales para mejorar la eficiencia y concentración de los colaboradores de una organización, como destaca la Universidad de Michigan. De ahí que sean parte fundamental de los principios de la ergonomía ocupacional.

Pueden parecer poco importantes, pero los descansos ayudarán a evitar lesiones por movimientos repetitivos, como el síndrome de túnel carpiano, así como problemas asociados con el agotamiento mental, como el síndrome de burnout.

En este caso, es el área de gestión del talento humano la que debería encargarse de propiciar momentos para la relajación y el descanso dentro de la rutina de trabajo de la organización o empresa. 

Principios de la ergonomía ocupacional
Fuente: Canva

¿Cuál es la importancia de la ergonomía ocupacional?

La ergonomía ocupacional es crucial para cualquier organización o empresa que desee tener equipos de trabajo eficientes y capaces de conseguir los mejores resultados en sus respectivas tareas.

Después de todo, cuanto mejor sea la relación de los colaboradores de una organización con sus espacios de trabajo, mayor será el rendimiento que estos tengan. 

Por otro lado, la ergonomía ocupacional evita lesiones, accidentes y problemas asociados con las condiciones de trabajo inadecuadas; lo cual también es crítico para mantener a tus colaboradores operativos, en buen estado de salud y listos para cumplir su tarea de la mejor manera.

En ese sentido, la ergonomía ocupacional es muy importante para cualquier tipo de organización, pues está directamente relacionada con su productividad y eficiencia.

Importancia de la ergonomía ocupacional
Fuente: Canva

¿Qué beneficios aporta la ergonomía ocupacional a una organización?

La ergonomía ocupacional aporta muchos beneficios a la organización que la aplica en sus espacios de trabajo; estos son algunos de los principales:

  1. Mejora la productividad de los equipos de trabajo.
  2. Reduce gastos asociados con accidentes, problemas de salud y ausencias de los colaboradores de una organización.
  3. Impulsa a los equipos de trabajo a ser más proactivos.
  4. Mejora la integración y el compromiso de cada colaborador con su organización.
  5. Ayuda a crear espacios de trabajo más saludables.
  6. Disminuye la pérdida de personal.
  7. Mejora la concentración de los equipos de trabajo.
Beneficios de la ergonomía ocupacional
Fuente: Canva

¿Cómo aplicar la ergonomía ocupacional en tu organización?

Para implementar la ergonomía ocupacional en tu organización hay varios elementos de tus espacios de trabajo que querrás cuidar. Hablemos de ellos:

1. Asegúrate de que el espacio de trabajo esté despejado

El espacio de trabajo de tu empresa u organización debe estar lo más despejado que sea posible. Es decir, no debe tener obstáculos que puedan causar accidentes y tampoco debe estar repleto de objetos que dificulten el movimiento, la comunicación o el trabajo.

2. Cuida las condiciones ambientales de tu organización

Las condiciones ambientales son críticas para la ergonomía ocupacional. Por ejemplo, una oficina con mala ventilación y sin iluminación natural causará más estrés en los colaboradores y propiciará enfermedades de la vista y respiratorias.

3. Implementa descansos dentro de las rutinas de trabajo

Otro punto esencial de la ergonomía ocupacional es el descanso de los equipos de trabajo. 

Todos tus colaboradores deberían tener un tiempo para relajar sus mentes y músculos. De manera ideal, este descanso debería darse por cada una o dos horas de trabajo. No tiene que ser demasiado largo: entre 15 y 30 minutos bastan.

Aunque la implementación de descansos puede ser complicada dentro de grandes organizaciones, estas pueden valerse de plataformas como las redes sociales empresariales para ajustar los descansos y monitorear su aplicación en toda la organización.

4. Invierte en dispositivos, herramientas y artículos de oficina adecuados y seguros para tus equipos

Elementos como asientos de buena calidad, escritorios a la altura adecuada y buenos dispositivos electrónicos (si se requieren para el trabajo) pueden mejorar considerablemente la experiencia laboral de tus colaboradores.

Desde el punto de vista de la ergonomía ocupacional, todos estos objetos ayudan a que tus equipos de trabajo sean más eficientes al tiempo que mejoran su comodidad.

Por ende, conviene asegurarse de que son de buena calidad y de que ofrecen lo que tus equipos de trabajo necesitan para cumplir sus tareas en condiciones óptimas.

Cómo aplicar la ergonomía ocupacional
Fuente: Canva

Ahora sabes qué es la ergonomía ocupacional, qué beneficios aporta a las organizaciones y cómo podrías comenzar a implementarla.

Su impacto en la productividad de una compañía puede superar al de muchas técnicas de desarrollo organizacional. Por eso, si has estado buscando formas de impulsar el rendimiento de tus equipos de trabajo, te conviene darle una oportunidad a la ergonomía ocupacional.

Al fin y al cabo, mejorar la relación de tus colaboradores con su espacio de trabajo, como vimos, puede hacer maravillas para la productividad de tu organización.