El desarrollo de los empleados es un tema que requiere la atención y los esfuerzos de la empresa. Al mismo tiempo, porque permite tener empleados más eficientes, pero porque también es una palanca de retención.

Demostrar a los empleados que se favorece su desarrollo profesional significa permitirles sentirse considerados como individuos y no como simples peones en un puesto determinado. Y así poder planificar a largo plazo en su organización.

Brindar a sus empleados un programa de mentoría empresarial es una experiencia de aprendizaje enriquecedora tanto para el mentor como para su talento humano. Mejorar las habilidades interpersonales, aumentar las habilidades de liderazgo y sentar las bases para una relación profesional a largo plazo son solo algunos de los beneficios. 

Entonces, para establecer este sistema, aquí hay algunos pasos clave y consejos para implementar.

¿Qué es el mentoring?

Te explicamos lo qué es mentoring para que tengas una idea en lo que se basa. Es una forma de acompañamiento por parte de una persona con experiencia en un campo (conocimiento, experiencia y habilidades interpersonales) de otro alumno y/o practicante de este campo que necesita apoyo en su progreso.

Etapas de un programa de mentoring

El primer paso es crear la pareja eligiendo al mentor tanto por su nivel de experiencia como por sus habilidades interpersonales.

Los organizadores deberán enumerar los parámetros de riesgo; esto quiere decir que, en el contexto de la creación de empresas, es común elegir mentor en diferentes sectores de actividad para evitar cualquier competencia. Del mismo modo, sobre el plan simple de la personalidad, no asociarán a una persona muy apegada al marco con una persona sistemáticamente atrasada en sus citas. Y, por supuesto, el mentor no puede ser el superior del aprendiz.

El inicio muchas veces lleva al aprendiz a idealizar a su mentor, a imitarlo ya oscilar entre la esperanza y el miedo. El mentor deberá acogerlo con amabilidad, descubrir el marco de referencia de “su potro”, y ayudarlo a formular sus metas y expectativas.

Durante el período de tutoría habrá que construir la confianza: la clarificación de roles, la confidencialidad, el compromiso mutuo, la estructuración de las reuniones (regularidad, agenda, toma de notas) y la escucha activa (reformulación, sincronización, preguntas abiertas) la favorecerán.

Beneficios del Mentoring para tu empresa

Este trae muchos beneficios para todos los involucrados: 

  • Permite, entre otras cosas, potenciar la carrera del mentor y transmitir su experiencia, disfrutar del proceso y contribuir al desarrollo y crecimiento del empleado o mente, desafiando sus conocimientos, enfrentándose a sí mismo con una visión diferente, ofrecer lo que recibido o le hubiera gustado recibir y beneficiarse de la creación de redes con otros mentores.
  • Gracias al mentoring, el empleado o mentee puede por su parte adquirir y desarrollar nuevos conocimientos y habilidades, acelerar su integración y romper el aislamiento gracias al acompañamiento de una persona con experiencia de la empresa, lo que le permite apropiarse de la estrategia de la empresa, sus códigos y su cultura con mayor rapidez, para saber utilizar las redes internas y así ser más eficientes y con más confianza.
  • En cuanto a la organización, a través de un programa de mentorías se fortalece mucho más la cultura corporativa de la misma, optimizando la gestión de carrera y talento, fortaleciendo la solidaridad y cooperación intergeneracional y retiene el talento.

¿Para qué sirve la tutoría?

La utilidad de la tutoría se ilustra cuando se integra a un nuevo empleado, pero también durante un cambio de puesto interno o cuando surge una dificultad de vez en cuando en la empresa. De cualquier manera, la tutoría sirve a los intereses del aprendiz, la empresa y el mentor por igual.

¿Cómo implementar el Mentoring de forma eficaz en su empresa? 

  • Escucha

A veces, los mentores suelen ser más experimentados y mayores que sus aprendices. Por lo tanto, puede ser tentador pasar la mayor parte del tiempo contando historias y dando consejos. Sin embargo, es más significativo escuchar. Averigua qué es lo que el aprendiz realmente quiere y con lo que lucha.

  • Sea honesto y comprensivo

Cuando haya escuchado y entendido lo que su aprendiz está tratando de lograr, puede comenzar a dar consejos.

Para ello, trata de encontrar el equilibrio adecuado entre ser honesto y ser solidario. Nadie aprecia las críticas duras, pero evitar la verdad por una actitud positiva tampoco ayuda. Hay que aprender a ser honesto, a decir las cosas como son, sin herir. Tienes que aprender a decir la dura verdad si es necesario, sin ser hiriente. 

Mostrarle a alguien una nueva forma de ver un problema, incluso si no es lo que quiere escuchar, es en realidad una excelente manera de apoyarlo.

  • Otro rasgo de un buen mentor

Es importante tener en cuenta que un programa de mentorías no es solo una oportunidad para establecer contactos. Más bien, se trata de orientación y conexión personal. Pero como mentor, también puede ayudar a su aprendiz con cosas como relaciones y referencias. De hecho, tiene la oportunidad de demostrar nuevas habilidades, observar al protegido y ofrecerle comentarios constructivos.

¿Es lo mismo mentoría que tutoría?

El papel del tutor es más parecido al de un gerente que acompañará al alumno en todos los momentos clave de su vida profesional: integración, evaluación, supervisión operativa, entrenamiento, fin de la misión.

El mentor, por otro lado, no evalúa al aprendiz. Puede proporcionar retroalimentación al gerente del aprendiz, como parte de la evaluación anual o para una promoción. Pero la evaluación no forma parte de las atribuciones de su rol.

Lo que se espera de él; es aportar, gracias a su experiencia y sus conocimientos, asesoramiento, coaching y perspectiva.

Conclusión

El mentoring aporta mucho a la empresa porque aumenta el rendimiento y el bienestar al valorar tanto al aprendiz como al mentor.