Cuando suceden procesos de aprendizaje en línea, los datos de ese proceso se recogen y almacenan a través de distintas herramientas, como lo son Tin Can API, o xAPI. Hablamos de una manera de registrar toda la experiencia de aprendizaje de una persona, como una ruta que queda grabada en un mapa.

Para que esta experiencia sea registrada, es necesario el LRS (Learning Record Store). El mismo, funciona como el órgano vital del xAPI, y se encarga de almacenar para luego devolver todos los datos que hacen a un determinado proceso de eLearning.

¿Qué es xAPI?

Para entender que es un LRS, primero lo primero. Se hace necesario desentrañar el término xAPI. Para poder almacenar toda la experiencia de un usuario en su proceso de aprendizaje, se utiliza el sistema xAPI, el cual funciona como un estándar SCORM, pero más avanzado. Este aprendizaje puede que sea tanto online, como offline.

¿Qué sucede cuando una persona o varias, necesitan interactuar e intercambiar información entre sí, en un proceso de aprendizaje, y entre sistemas de distinta naturaleza? Pues este flujo de comunicación es posible gracias a la estandarización que promueve xAPI. Dicha estandarización es gestionada y supervisada por el Gobierno de Estados Unidos.

¿Qué es un LRS?

Teniendo en claro sobre la estandarización xAPI, es necesario entonces entender que la misma no funcionará sin la recolección, el almacenamiento, y la devolución de los datos, tareas de las que se encarga el LRS.

Para almacenar todas estas experiencias, es necesario que exista un lugar donde guardarlas. Ese lugar es el Learning Record Store.

Durante el proceso de e Learning, el alumno genera diferentes interacciones. Para que estas interacciones sean posibles, las diferentes tecnologías inmiscuidas en el proceso, deben poder comunicarse. Y a su vez el almacenamiento del LRS es el que permite esta comunicación.

Como verás, es un proceso en donde todas las piezas del tablero cuentan y son necesarias para poder realizar el paso que le sigue.

¿Para qué sirve el LRS?

Básicamente su funcionalidad radica en que podrás tener un seguimiento exhaustivo y controlado de las interacciones que se realizan en tu plataforma de eLearning, generando un registro detallado a partir del cual se crean informes sobre la actividad online y offline de los alumnos, más allá de los formatos y plataformas inmiscuidas.

Se trata de una inversión la cual si tu proyecto está creciendo cada vez más, vale la pena realizar. Con el LRS podrás tener una visión panorámica y completa de todo el proceso de un alumno y que incluye no sólo su aprendizaje formal, sino también el informal.

Si esta recolección de datos se realiza sobre un gran número de actividades y de fuentes en diferentes formatos, es decir, si estás manejando un número grande de usuarios, entonces necesitarás de un LRS para medir con estadísticas y datos certeros, el proceso de cada alumno.

No se debe confundir con el LMS (Learning Management System), el cual es menos global y actúa en entornos de eLearning específicos. Por lo general este sistema se complementa con el LRS.

¿Qué tareas realiza el LRS?

∙         Almacenaje: En primer lugar, recopila todos los datos del eLearning, sea cual sea el dispositivo utilizado, ya sean notebooks, tablets o smartphones. Y a su vez mantiene un orden en esta recolección, ya que estandariza los datos bajo el sistema xAPI.

∙         Orden: Además de almacenar, realiza informes detallados a partir de estos datos, filtrando determinadas informaciones y brindando resultados que cumplen un cierto orden, más allá de tratarse de grandes volúmenes de información.

∙         Compartir: Toda esta información además, se puede compartir con sistemas que también utilizan el formato xAPI.

¿Cómo funciona el LRS?

Cuando un sistema xAPI registra una interacción, genera una Declaración de Estado. Para esto, toma a un sujeto y lo asocia a la acción que ejecuta, y al objeto de estudio que hizo posible el aprendizaje. Por ejemplo: ‘’Juan leyó un texto’’, o ‘’Juan visualizó un video’’, son Declaraciones de Estado.

Por ende, no se limita a las plataformas formales de eLearning como Moodle, sino que coexiste con todas las posibilidades que el aprendizaje en línea puede brindar, y que como sabrás, son muchas. Es por esto que el LRS permite tomar conocimiento de una forma más global, de las experiencias de eLearning.

Es esta Declaración de Estado la que será almacenada por el LRS para elaborar posteriores informes.

¿Qué tener en cuenta a la hora de elegir un LRS?

Es importante tener en cuenta que todos estos sistemas funcionan a través de Inteligencias Artificiales, las cuales dentro del mundo tecnológico avanzan y cambian constantemente. Es por eso que para que tu Learning Record Store funcione como tú quieres, debes cuidar que esté siempre actualizado y bajo mantenimiento.

Ten en cuenta que el Learning Record Store que elijas, se ajuste a tus necesidades y las de tu organización, ya que una herramienta de este calibre provee de muchas posibilidades, y también conllevan una inversión económica, por lo que debes asesorarte bien.

Es cierto que los métodos dentro de la enseñanza, también están siempre experimentando cambios. Aquí radica la importancia de que la LRS que elijas tenga la posibilidad de la escalabilidad.

Es decir, deberás tener en cuenta el potencial crecimiento que tu organización podría tener, y por ende, los cambios que habría que implementar en la configuración de tu Learning Record Store.

Para tener un buen rendimiento dentro de un entorno de enseñanza virtual, será necesario un LRS que pueda registrar todas las actividades de dicho entorno. Pero este registro será híbrido, cambiante y masivo, por lo que la correcta integración de todos los formatos y dispositivos es indispensable por parte del Learning Record Store.

Por ende el Learning Record Store no se trata solamente de una metodología de almacenaje, sino que es, al mismo tiempo, una metodología de medición de todo lo que sucede con tus alumnos. Si quieres tener un control sobre tu organización, entonces una buena elección de LRS puede cambiar tu organización para bien, y significar un cambio cualitativo a gran escala.