¿Notas que hay un divorcio entre los departamentos de tu empresa? ¿Son comunes las descoordinaciones y te cuesta lograr las metas en los plazos previstos? Si es así, entonces tienes que saber qué es la comunicación horizontal.

La comunicación horizontal es clave para articular los esfuerzos de todas las áreas de una organización y así remar en la misma dirección; de ahí, la importancia de implementarla de manera eficaz. Por ello, en este artículo conocerás sus características más importantes y cuáles son sus beneficios. Así que, ¡acompáñame!

¿Qué es la comunicación horizontal?

La comunicación horizontal, o también conocida como comunicación lateral, es aquella que se da entre profesionales del mismo nivel jerárquico y apunta a que todos estén alineados en cuanto a directrices, estrategias y procedimientos para la consecución de las metas. Asimismo, tiene un impacto positivo en las relaciones interpersonales y en el clima laboral.

A diferencia de la comunicación vertical, en esta no existe ninguna relación de dependencia o de subordinación. Esto no significa que sea mejor que la vertical; lo recomendable en toda organización es que ambos puedan complementarse.  

Por un lado, se necesitan líderes que orienten, motiven, deleguen y formen, y, por otro lado, se necesitan profesionales meticulosos, asertivos y diligentes en la parte operativa. Los dos tipos de comunicación, tanto vertical como horizontal deben asegurar el equilibrio.

Ambos hacen posible que cada profesional pueda desarrollar sus habilidades de sistematización de información y expresión oral. Además, es un ejercicio que entraña un proceso cognitivo fundamental para las habilidades sociales.

Características de la comunicación horizontal

A continuación, vamos a profundizar con respecto a sus características principales. Así que, toma nota y ¡llévate los mejores consejos para potenciar la comunicación horizontal en tu empresa!

Trabajo en equipo. Fuente: Freepik.

1. Promueve el trabajo colaborativo

La comunicación horizontal tiene un impacto positivo en el trabajo colaborativo, ya que la interacción constante, el intercambio de ideas y las negociaciones permiten abarcar una gran cantidad de datos y enriquecer los proyectos.

Cuando hay distribución de tareas y un seguimiento al cumplimiento de estas, las reuniones se vuelven más productivas y se avanza más rápido en las metas. Como bien destaca este artículo de Forbes, la comunicación organizacional permite afinar las tareas y a ello no pueden faltar la capacidad de adaptarse a los cambios y la transparencia.

Es importante añadir que actualmente la comunicación horizontal ha sufrido una evolución gracias a la tecnología, pues en el mercado hay varias herramientas colaborativas que permiten a los profesionales editar documentos en línea, compartir archivos, comunicarse vía Zoom, Google meet y Microsoft Team.

De esta manera, pueden monitorear el progreso de sus actividades, conocer los puntos de mejora, crear sinergias y fortalecer el aprendizaje. Asimismo, la comunicación horizontal se puede dar entre jefes de departamentos, gerentes y miembros de diferentes departamentos.

2. Mejora la toma decisiones

Así es, la comunicación horizontal funciona como un puente en el que convergen todas las perspectivas del equipo y da amplio espacio para la creatividad, la retroalimentación y el aporte individual, los cuales a su vez permiten adoptar las mejores decisiones sobre qué camino debe de seguir la empresa para seguir evolucionando.

Otro de los beneficios de la comunicación horizontal es que gracias a ella se fortalecen los vínculos entre compañeros de trabajo, tan necesarios en estos tiempos, después de dos años de confinamiento por la COVID-19 en que las relaciones se han enfriado.

Como bien indica este artículo de la revista Scientific American, la comunicación en equipo y la diversidad cubren las carencias de conocimiento y potencian la innovación y la creatividad laboral. ¿No te parece increíble? Sin lugar a dudas, una eficaz herramienta para mejorar el desempeño de los equipos.

Especialmente es muy importante en tiempos de crisis, cuando la empresa necesita más que nunca que sus profesionales sean capaces de sobrellevar las dificultades con la mejor actitud y capacidad de respuesta a las circunstancias exteriores que parecen querer imponerse o marcar la pauta.

Toma de decisiones. Fuente: Freepik.

3. Mejora la resolución de conflictos

La comunicación horizontal es determinante para abordar conflictos. Cada persona puede tener distinta manera de pensar y de resolver un problema, ya sea la queja de un cliente, un caso de acoso laboral que comprometa la imagen de la empresa o una estrategia comercial que no esté dando resultados.

Contrariamente a lo que se piensa del conflicto, este más bien representa una oportunidad que pone a prueba la capacidad de resiliencia de los profesionales y la manera de organizarse y reflexionar en conjunto para darle forma a las soluciones más apremiantes.

¿En qué empresa no hay conflictos? En definitiva, todas pasan por altibajos y quizá en el proceso de negociación haya quienes quieran imponer sus ideas, otros muestran resistencia a propuestas innovadoras y algunos, por el contrario, escuchen con buena disposición todas las ideas, mostrándose conciliadores y abiertos al cambio. Hay de todo en la convivencia laboral.

Como has visto durante la comunicación horizontal saltan a la vista rasgos de personalidad, emociones y pensamientos y todo esto hace posible a su vez que se visibilicen habilidades de liderazgo, de asertividad, empatía y también carencias y defectos que, desde luego, son mejorables conforme uno sea consciente de que es un punto débil por trabajar.

4. Evita la duplicidad del trabajo

Una buena comunicación horizontal permite también ahorrar tiempo y energías en la ejecución de las tareas diarias. Es común escuchar que a veces los trabajos se duplican, porque no hubo previamente una coordinación o porque quizá existan conflictos entre dos personas que han decidido no cruzar palabra alguna.

La comunicación horizontal ayuda a contrarrestar esta dificultad y promueve un mayor grado de interacción. Esto, a la larga, consolida la integración social, lo cual representa una victoria para la empresa, pues las conexiones amigables y duraderas tienen una influencia positiva en la cultura organizacional.

Ahora bien, ¿qué opinas sobre la comunicación horizontal? En efecto, una gran aliada para potenciar el trabajo en equipo y mejorar la calidad de las tareas. Aplícala y ten equipos más comprometidos con los objetivos de la empresa. ¡Nos vemos pronto!