Muchas veces se piensa que los jefes son los que deben generar las grandes ideas para impulsar la transformación de las empresas o que trabajando más horas al día se asegura la productividad, pero nada más contraproducente a la verdadera eficiencia que estas dos ideas. Evidentemente, hace falta impulsar la creatividad laboral.

La creatividad laboral suele ser un recurso poco aprovechado por las empresas y, aunque parezca increíble, se acostumbra a bloquearla con acciones tan simples, como por ejemplo, rechazar la sugerencia de alguien o resistirse al cambio.

Puedes hacer la diferencia si decides tomar acción y fomentar la creatividad laboral. Tus equipos anidan las ideas más innovadoras que te puedas imaginar y si quieres saber cómo liberarlas, entonces te invito a seguir leyendo este artículo. Conocerás qué es la creatividad laboral y cinco estrategias para fomentarla. ¡Acompáñame!

¿Qué es la creatividad laboral?

Quizá cuando se oye hablar de creatividad, lo primero que se nos viene a la mente es la pintura, la literatura, la artesanía y la música o tal vez lo asociemos a la publicidad y al diseño. Y no es para menos, pues todas estas formas de arte exigen cantidades industriales de creatividad y son movidas por una serie de pulsiones y profundos sentimientos díficiles de explicar. 

Pero, la creatividad va mucho más allá, es algo intrínseco y se va gestando según los colores, los aromas, los sonidos, las imágenes y las vivencias personales que nos marcan y que vamos asimilando. El resultado de todo esto es una idea que puede adoptar una forma física o impulsar un proceso de transformación impresionante.

Si lo trasladamos al mundo corporativo, se convierte en creatividad laboral y no pierde su esencia, pues se trata de dar respuestas a los diferentes desafíos a los que se enfrentan las empresas con ideas que mejoren sus procesos, desde el clima laboral, la atención a los clientes, ofrecer un servicio de primer nivel, fortalecer recursos humanos hasta ganar competitividad.

Trabajo creativo. Fuente: Freepik.

    ¿Cómo fomentar la creatividad laboral?

Bien, es momento de presentar los mejores consejos para liberar la creatividad laboral. Es importante que sepas que depende de la combinación de varias estrategias. Así que, presta mucha atención a cada una de ellas y toma nota.

1.  Transmite confianza

El liderazgo y la confianza son claves para que fluya la creatividad laboral. Muchas veces, las personas se inhiben de expresar sus ideas por temor a ser cuestionadas, rechazadas o ridiculizadas frente a los demás y esto parte de experiencias desagradables que no han podido superar. Es importante detectar estos temores y eliminarlos transmitiendo confianza. 

Pero, ¿cómo ganar la confianza de los equipos? La coherencia entre el comportamiento y lo que se pregona, la transparencia, la empatía y la alta capacidad de escuchar atentamente todas las propuestas y sin hacer ninguna distinción ayudan a construir confianza. No hay razón para subestimar ninguna idea, por el contrario, la lluvia de ideas enriquece el resultado final de cualquier trabajo en equipo.

2.  Motiva a tus equipos

La motivación juega un papel fundamental en la creatividad laboral. Y como bien destaca este artículo del diario El País, esta va de la mano con el sueño de la autorrealización profesional, por ello, promueve el crecimiento de tus equipos con diversas estrategias, como la formación corporativa, la línea de carrera y el salario competitivo.

Asimismo, la flexibilidad laboral, el teletrabajo, las cuponeras de días libres y el salario emocional. Todo esto contribuye a mantenerlo satisfecho y a evitar la fuga de talentos hacia la competencia. Además, aumenta su compromiso y su contribución con los proyectos más importantes de la empresa. ¡Motiva a tus equipos y estimula la creatividad empresarial!

3.  Aplica el mindfulness

El mindfulness es una técnica oriunda de la India muy usada hoy en día en el mundo empresarial para la consecución de objetivos concretos y según este artículo de Harvard Business Review tiene un impacto positivo en la creatividad laboral.

Empresas como Google, Target, Intel, General Mills, Aetna y Green Mountain Coffee Roaster ponen en practica el mindfulness y los resultados van desde una óptima capacidad de concentración en las tareas, reducción de los niveles de estrés, mayor claridad hasta una mejor articulación de los equipos en la generación de ideas.

¿No te parece increíble? En definitiva, el mindfulness es una herramienta poderosa para conectarnos con el presente y disfrutar de todas sus propiedades sin prisas ni tensiones y mejor enfocados. ¿Te animas a probarlo? ¡Impulsa el proceso creativo!

Mindfulness. Fuente: Freepik.

4.  Promueve el trabajo colaborativo

No cabe duda de que la creatividad laboral es una de las competencias laborales más requeridas en el mercado. Además de las anteriores estrategias para estimularla, existe otra técnica: se trata del trabajo colaborativo.

Así es, no importa si, de pronto, la idea de un profesional no te convence del todo. Esta puede ser perfeccionada gracias a los aportes de otros compañeros de trabajo. De hecho, el intercambio de perspectivas mejora la calidad de las propuestas y fortalece las relaciones interpersonales, y, por ende, consolida la integración social.

5.  Agrega tu sello personal

Finalmente, no olvides aconsejar a tus equipos de poner su sello particular en las actividades de creatividad en el trabajo. ¿Qué significa esto? Imaginemos que una agencia de marketing quiere lanzar un curso sobre cómo desarrollar una marca personal y cuenta con un equipo de expertos para construir dicho producto digital.

Sin embargo, sabes que en el mercado hay una gran cantidad de cursos similares y necesitas distinguirte de la competencia, pues bien, una forma de hacerlo es por medio de la personalidad y la asimilación de los conocimientos adquiridos.

En otras palabras, debes ofrecer un producto de calidad y auténtico, por lo tanto, se deben romper con los conceptos convencionales, redefinir la información, interpretarla de una manera que se combine con las propias experiencias y, de esta forma, puedes aportar innovación al curso.

La originalidad es producto de varias ideas, tal y como el escritor se alimenta de la prosa de varios autores y va descubriendo en el camino su propio estilo, sus técnicas estéticas y los efectos que desea darle. De la misma manera, el proceso creativo se forma de los conocimientos acumulados de todos lados. Recuerda que no hay límites para expresar la creatividad en el mundo laboral. Sigue estos consejos y ¡potencia el espíritu creativo de tu fuerza laboral!