En la actualidad, hay una aplicación empresarial para casi cualquier necesidad que pueda tener tu compañía. No importa si necesitas una sencilla aplicación para gestionar la facturación de tu negocio o toda una plataforma para monitorear tus estrategias de marketing; el mercado está por rebosar de softwares dedicados al sector empresarial.

Si todavía no sabes qué son las aplicaciones empresariales o lo que pueden hacer por tu empresa, querrás seguir leyendo, pues en este post te contaremos todo sobre ellas y los beneficios de comenzar a emplearlas en tu negocio u organización.

¿Qué es una aplicación empresarial?

Una aplicación empresarial es un tipo de software diseñado para cubrir las necesidades de una empresa u organización en particular. 

IBM, una de las empresas de tecnología y desarrollo de software más reconocidas del mundo, destaca en su sitio web que las aplicaciones empresariales están pensadas para ofrecer una funcionalidad específica a las empresas que la utilizan. Pero que, por lo general, también pueden integrarse con otras aplicaciones para expandir sus capacidades.

Además de esto, otro importante detalle que distingue a las aplicaciones empresariales de otros tipos de software, es que no están diseñadas para el uso personal, sino para ser usadas por empresas y negocios. No obstante, ciertas aplicaciones empresariales pueden ser igual de útiles para individuos. 

Qué es una aplicación empresarial
Fuente: Canva

¿Cuáles son las ventajas de usar aplicaciones empresariales?

Las aplicaciones empresariales ofrecen muchas ventajas a las compañías y organizaciones que invierten en ellas, estas son algunas de las principales:

1. Mejoran la productividad

Las aplicaciones empresariales ayudan a articular a los distintos departamentos de una compañía, a asignarles tareas y a monitorear su desempeño. 

Por ende, si una compañía invierte en aplicaciones empresariales, le será más fácil detectar cuellos de botella en la productividad, y encontrar departamentos ineficientes o problemas en la ejecución de estrategias o planes. 

2. Automatizan tareas repetitivas o costosas

En esencia, una aplicación empresarial está pensada para cumplir una o varias tareas de una organización, de manera que no sea necesario que un empleado se encargue de estas. 

Al automatizar ciertos procesos y tareas con aplicaciones empresariales, un negocio puede optimizar su rendimiento y conseguir resultados más rápidos sin necesidad de gastar en más personal.

3. Mejoran la integración de la compañía

La integración de una compañía es esencial para que funcione correctamente, y para que aproveche al máximo los recursos con los que cuenta. En este sentido, las aplicaciones empresariales tienen un papel muy importante, pues ayudan a que las compañías integren sus departamentos y equipos de trabajo eficientemente. 

4. Facilitan la gestión de datos

En condiciones normales, una empresa mediana tendría que lidiar con volúmenes de datos considerables cada mes: desde la facturación hasta la gestión de nóminas, todo implicaría montañas de documentos que podrían perderse, estropearse o confundirse entre sí.

Para evitar estos problemas, muchas aplicaciones empresariales se encargan de registrar todos estos datos y compartirlos con los departamentos y los empleados que los requieran. De esta manera, ahorran mucho tiempo, esfuerzo y dinero, al mismo tiempo que garantizan una gestión más precisa y transparente de los datos.

Al respecto, BinarApps, una plataforma especializada en desarrollo de software, sostiene que esta es una de las más grandes ventajas de usar aplicaciones empresariales, ya que permiten que los datos sean accesibles y puedan analizarse fácilmente.

5. Permiten la optimización de las inversiones de la compañía

Las aplicaciones empresariales ayudan a articular y organizar internamente una organización, lo cual, a su vez, permite que sea mucho más fácil de administrar y monitorear. 

Como resultado, las aplicaciones empresariales mejoran el desarrollo de estrategias para que aprovechen el potencial de una compañía y no desperdicien ni el dinero ni el tiempo de la organización. Pero, también, ayudan a detectar problemas que puedan estar ocasionando pérdidas al proyecto.

En definitiva, invertir en softwares de aplicaciones empresariales permite optimizar la manera en que una compañía invierte su dinero.

Ventajas de usar aplicaciones empresariales
Fuente: Canva

¿Qué debe tener una aplicación empresarial?

A pesar de lo útiles que pueden llegar a ser, no todas las aplicaciones empresariales tienen lo que hace falta para darle a tu empresa lo que necesita.

Si quieres invertir en una aplicación empresarial verdaderamente útil y eficaz, asegúrate de que tenga las siguientes características:

1. Es fácil de utilizar

Al igual que ocurre con las mejores plataformas LMS, la aplicación empresarial que desarrolles o compres, tiene que ser fácil de utilizar.

Recuerda, no siempre la usarán personas especializadas en tecnología o en desarrollo de software, por lo que si la aplicación es demasiado complicada, puede terminar haciendo más mal que bien.

2. Puede integrarse con otros softwares y aplicaciones

Una aplicación empresarial útil no solo es muy buena por sí misma, también tiene una estupenda compatibilidad con softwares y aplicaciones de terceros, de manera que puede integrarse con estas para ofrecer funcionalidades que no incluye por defecto.

3. Es escalable

Las aplicaciones empresariales deben ser escalables, ya que las empresas, por lo general, están en constante evolución y crecimiento.

Si una aplicación empresarial no es capaz de adaptarse a la expansión de un negocio, eventualmente dejará de ser útil, lo que resultará en una pérdida de dinero.

Qué debe tener una aplicación empresarial
Fuente: Canva

Ejemplos de aplicaciones empresariales

Hay muchos ejemplos de aplicaciones empresariales, de todos los que podríamos mencionar, estos son tres de los principales:

1. Software CRM 

Un software CRM es un tipo de software diseñado para realizar un seguimiento de la relación entre una empresa y sus clientes. En este sentido, incluye funcionalidades relacionadas con la atención al cliente, el registro de las interacciones entre clientes y miembros de la empresa y el monitoreo de su evolución en el recorrido del comprador.

De todas las aplicaciones empresariales, los CRMs son de las más complejas que existen, y de las que más dinero pueden ahorrarte. HubSpot y SalesForce son dos de los ejemplos más notables de este tipo de aplicaciones empresariales.

2. Software de gestión de nómina

El software de gestión de nómina es una aplicación empresarial muy común. Aunque en negocios pequeños no es realmente indispensable, puede ser fundamental para mantener los pagos de nómina en orden en grandes empresas con cientos o miles de empleados.

En lo que respecta a un software de gestión de nómina, ADP y OnPay son buenos ejemplos. 

3. Software de formación empresarial

El software de formación empresarial es un tipo de aplicación empresarial que ofrece funcionalidades muy completas para formar a los empleados de una compañía.

Algunas de las mejores plataformas de e-learning, así como los entornos virtuales de aprendizaje, entran en esta categoría. 

Como aplicación empresarial, este tipo de software permite que una compañía prepare y mejore a sus propios equipos de trabajo, lo cual puede tener un efecto positivo considerable en el rendimiento del negocio a nivel general.

De estas aplicaciones empresariales, Crehana Elevate y Docebo son ejemplos bastante notables, ya que ambas plataformas están diseñadas para que compañías y organizaciones puedan formar a sus empleados.

Si llegaste hasta aquí, ya debes tener muy claro qué son las aplicaciones web empresariales, pero, sobre todo, cuánto pueden aportarle a tu compañía. Por eso, seguramente querrás empezar a probar un par de aplicaciones empresariales con las cuales seguir impulsando a tu negocio.

Atrévete a ver todo lo que este tipo de softwares puede lograr.

Sin embargo, ten en cuenta que lo importante es que ofrezcan algo que tu compañía necesite, y que se ajusten a tu modelo de negocio. Con esa última recomendación y nuestros tips en mente, puedes emprender la búsqueda de la aplicación empresarial perfecta para tu negocio.

¡Mucha suerte!