¿Has oído hablar de la metodología Lean Six Sigma? Si aún no sabes de ella, te conviene conocerla. Ya que, aunque sea poco conocida más allá del sector industrial, es perfecta para casi cualquier organización que desee impulsar su productividad.

Al igual que la metodología Scrum, Lean Six Sigma puede agilizar los procesos y el desarrollo de productos de tu negocio sin que este tenga que gastar nada más. 

¿Agitamos tu curiosidad y ahora quieres descubrir qué es Lean Six Sigma? Sigue leyendo, pues en este post te contaremos todo sobre esta metodología y cómo aplicarla en tu organización para aprovechar su potencial. 

¿Qué es la metodología Lean Six Sigma?

Lean Six Sigma es una metodología de mejora de procesos pensada para optimizar la productividad de los procedimientos de una organización o compañía, al tiempo que se reducen errores ocasionales y se mejora la calidad de los resultados.

A diferencia de otras estrategias de mejora de procesos, el método Lean Six Sigma es una combinación de dos metodologías: Lean y Six Sigma. 

El método Lean fue desarrollado por Toyota en la década de los 50 como parte de su sistema de producción. Dicho método está diseñado para optimizar un proceso al reducir el desperdicio de recursos y esfuerzos.

Por otro lado, la metodología Six Sigma, fue creada por Motorola, en la década de los 80, como un método para mejorar la productividad de un proceso identificando las causas de errores y disminuyendo la probabilidad de que ocurran incidentes inesperados que retrasen el proceso.

Como cabría esperar, la metodología Lean Six Sigma se aplica mucho más en el área industrial. Sin embargo, ofrece beneficios considerables para cualquier organización que desee implementarla.

Por ello, podríamos considerarla una de las mejores técnicas de desarrollo organizacional para cualquier negocio.

Qué es Lean Six Sigma
Fuente: Canva

¿Cuál es la importancia de la metodología Lean Six Sigma?

La metodología Lean Six Sigma permite que una empresa u organización afine el uso de sus recursos y mejore su flujo de trabajo para que sus procesos sean más eficientes.

En ese sentido, una organización que implemente la metodología Lean Six Sigma puede mejorar su productividad y el rendimiento de sus equipos de trabajo sin inversiones extra. 

Más aún, al combinar las metodologías Lean y Six Sigma, el método Lean Six Sigma puede aprovechar todas sus ventajas y usarlas de forma complementaria para conseguir una estrategia de optimización de procesos mucho más completa y organizada.

Sin embargo, no solo es importante para una compañía en general, también puede ayudar a capacitar a los colaboradores de una organización, como apunta el sitio web GoLeanSixSigma, especializado en esta metodología: 

Lean Six Sigma brinda un abordaje sistemático y un conjunto de instrumentos para ayudar a los empleados a desarrollar sus aptitudes para resolver problemas”. 

Por ende, la metodología Lean Six Sigma puede ser muy importante para cualquier empresa realmente interesada en mejorar sus procesos de trabajo.

Importancia de la metodología Lean Six Sigma
Fuente: Canva

¿Cuáles son las ventajas de Lean Six Sigma?

Lean Six Sigma aportar muchas ventajas a la empresa u organización que la implementa, estas son algunas de ellas:

  1. Mejora la integración y la motivación de los equipos de trabajo de una organización, algo que resalta ReliablePlant, un sitio especializado en productividad en el sector industrial.
  2. Simplifica y estandariza los procesos de la organización, lo que permite que esta los realice de formas más efectivas.
  3. Reduce el desperdicio de recursos.
  4. Capacita a los equipos de trabajo para que sean más proactivos y eficientes.
  5. Mejora la calidad de los productos de la organización o empresa.
Ventajas de la metodología Lean Six Sigma
Fuente: Canva

¿Cómo aplicar la metodología Lean Six Sigma?

Para aplicar la metodología Lean Six Sigma, se utiliza, por lo general, el método DMIAC, el cual está dividido en cinco pasos. Veámoslos en detalle:

1. Definir

En este paso, el equipo de trabajo debe definir cuál es el problema que desea abordar con la metodología Lean Six Sigma.

Una vez que lo haya definido, tendrá que establecer puntos clave del proyecto, como su duración, sus participantes y sus administradores.

2. Medir

Para el segundo paso, el equipo de trabajo del proyecto deberá determinar la escala del problema que desea resolver y definir el estado del proceso que busca optimizar. 

De esta forma, los participantes del proyecto podrán monitorear el progreso de las soluciones implementadas con el método Lean Six Sigma al compararlas con el estado original.

3. Analizar

En el tercer paso, se debe identificar la causa del problema. Para ello, el equipo de trabajo puede recurrir a datos concretos, a la observación en tiempo real del proceso y a la realización de pruebas.  

La idea, sobre todo, es detectar de manera fiable la causa del problema, y no hacerlo únicamente basándose en la interpretación o la especulación.

4. Mejorar

El cuarto paso es en el que el equipo de trabajo del proyecto desarrolla posibles soluciones al problema, las implementa y luego analiza los resultados para verificar que están funcionando. Es uno de los pasos más cruciales al aplicar la metodología Lean Six Sigma.

5. Controlar

En el quinto y último paso, el equipo debe desarrollar mecanismos para monitorear el progreso conseguido con las soluciones y garantizar que estas implementaciones se mantengan.

Por otro lado, el equipo también tendrá que crear un plan de respuesta para conservar las soluciones desarrolladas y mantener su efectividad en aquellos casos en los que las implementaciones tengan problemas. 

Cómo aplicar la metodología Lean Six Sigma

Ahora que sabes qué es Lean Six Sigma y cuáles son algunas de sus ventajas, seguramente querrás implementarla para aprovechar todo su potencial.

Por fortuna, como ya vimos, aplicar la metodología Lean Six Sigma en tu organización es mucho más sencillo de lo que parece

Además, con algunas de las mejores plataformas LMS de la actualidad, como Crehana Elevate u Open edX, es realmente sencillo capacitar a tus equipos de trabajo para que puedan usar la metodología Lean Six Sigma de manera ideal.

En pocas palabras, nada te impide utilizar la metodología Lean Six Sigma y comenzar a optimizar el desempeño de tu organización. Atrévete a implementarla y descubre en persona todo lo que puede lograr.