¿Has oído hablar de la metodología Scrum? ¿Sabías que es una de las mejores para incrementar la productividad de tu organización o empresa? Si aún no te has familiarizado con este marco de trabajo, pero quieres hacerlo, sigue leyendo.

En este post te explicaremos en detalle qué es la metodología Scrum, cuáles son las principales fases de la metodología Scrum y qué ventajas aporta a los negocios que la utilizan.

¿Qué es la metodología Scrum?

La metodología Scrum es un marco de trabajo diseñado para que los equipos de una empresa u organización puedan desarrollar proyectos complejos de una manera efectiva, rápida y sencilla.

Como marco de trabajo, impulsa a los equipos a autoorganizarse y entregar el producto o servicio que desarrollan en un plazo corto. De esta manera, puede comenzar a venderse rápidamente, al tiempo que se trabaja en el producto o servicio con la experiencia de sus aciertos y errores.

Por eso, la metodología Scrum es tan efectiva para garantizar la gestión y desarrollo de proyectos complejos de manera ágil y adaptable. De ahí que sea tan usada en el sector del desarrollo de software, pues este requiere una metodología que agilice a sus equipos sin comprometer la calidad de su trabajo.

Sin embargo, la metodología Scrum aplica para muchas facetas de la gestión y administración de una organización o de una empresa.

En ese sentido, la metodología Scrum, dada su versatilidad, podría considerarse una de las mejores técnicas de desarrollo organizacional

Qué es la metodología Scrum
Fuente: Canva

¿Cuáles son los fundamentos de la  Scrum?

La metodología Scrum, tal y como indica la guía oficial de Scrum, se basa en tres pilares:

1. Transparencia

La transparencia, en la metodología Scrum, implica que cada miembro del equipo está familiarizado con el proyecto que desarrolla, cómo funciona y qué se pretende conseguir con él.

De esta manera, el equipo de trabajo puede colaborar eficientemente, pues comparten una perspectiva clara del proyecto. 

2. Inspección

Todo equipo de trabajo que emplea la metodología Scrum debe inspeccionar y evaluar el proyecto en el que trabaja constantemente, tanto de forma conjunta como individual. 

Así, el equipo puede examinar su propio desempeño, asegurarse de que todo está funcionando bien y, al mismo tiempo, detectar posibles errores en el proyecto en sí.

Como la metodología Scrum hace énfasis en la transparencia, las inspecciones no son difíciles de realizar para ningún miembro del equipo o sus superiores.

3. Adaptación

La adaptación es otro de los pilares de la metodología Scrum. Básicamente, lo que implica esto es que el equipo de trabajo esté listo para implementar los cambios que hagan falta —y en el menor tiempo posible— para que el proyecto cumpla con las expectativas o funcione de la manera prevista.

De todos los pilares de la metodología Scrum, la adaptación es uno de las más importantes, pues de ella dependerá la evolución del proyecto y su capacidad para ajustarse a los cambios y evolucionar.

Fundamentos de la metodología Scrum
Fuente: Canva

¿Cuáles son las fases de la metodología Scrum?

La metodología Scrum se separa en cinco grandes fases; veámoslas en detalle:

1. Sprint

El sprint, en la metodología Scrum, es la fase general que representa el proceso de desarrollo en su totalidad y que abarca todas las fases menores. Es decir, dentro del sprint se organizan las distintas etapas del desarrollo de un proyecto.

Tiene una duración definida de un mes o menos. Este plazo está pensado para optimizar el proceso de desarrollo y garantizar que sus objetivos, así como las indicaciones para alcanzarlos, no se pierdan de vista. 

2. Sprint planning

En la metodología Scrum, la fase de sprint planning es aquella en la que el equipo define el trabajo a realizar y cómo lo realizará. Asimismo, el equipo deberá establecer el objetivo del sprint, también conocido como sprint goal.

Por lo general, esta fase involucra una reunión del equipo, la cual puede durar desde unas pocas horas, hasta un máximo de 8 horas por sprint.  

Cabe resaltar que el sprint planning solo se hace una vez por sprint.

3. Daily scrum

La tercera fase de la metodología Scrum es conocida como daily scrum, la cual es una reunión diaria con una duración máxima de 15 minutos.

En dicha reunión, los miembros del equipo de trabajo deben evaluar su desempeño el día anterior, definir y aclarar objetivos para su día, e identificar posibles problemas en el desarrollo del proyecto o con el proyecto en sí.

4. Sprint review

El sprint review es la cuarta fase de la metodología Scrum. Se trata de una reunión de cuatro horas en la cual se examina el desempeño del equipo en el sprint y sus resultados. 

Asimismo, el equipo de trabajo evalúa, junto a los administradores o el cliente del proyecto, el progreso del proyecto y sus posibilidades de cumplir los objetivos trazados al inicio del sprint, así como metas de sprints posteriores.

5. Sprint retrospective

La última fase de la metodología Scrum es el sprint retrospective. En este caso, es una reunión interna del equipo de trabajo responsable del proyecto. Está pensada para evaluar cuán bien le fue en el sprint que acaba de realizar.

En ella, el equipo examina su desempeño a nivel individual y en conjunto, y propone mejoras puntuales para aplicar en el siguiente sprint.

Por ello, se podría decir que la metodología Scrum incorpora elementos del social learning, pues impulsa a los miembros de un equipo a aprender entre sí, y a colaborar para implementar mejoras tanto en su trabajo como en el de todos.

Una vez que se termina el sprint retrospective y se definen las mejoras que deben aplicarse, comienza un nuevo sprint, con todas sus fases.

Fases de la metodología Scrum
Fuente: Canva

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de la metodología Scrum?

La metodología Scrum es un marco de trabajo ideal para disparar la productividad de tu organización, pero, así como tiene ventajas, tiene desventajas que vale la pena considerar.

Veamos en detalle algunas de las ventajas y desventajas de la metodología Scrum.

Ventajas

Entre las ventajas de la metodología Scrum podemos destacar:

  1. Mejora considerablemente la productividad de un equipo de trabajo.
  2. Ayuda a crear equipos de trabajo autogestionables.
  3. Permite desarrollar productos de manera flexible y adaptable.
  4. Brinda la posibilidad de lanzar rápidamente un producto o servicio al mercado.
  5. Facilita la detección de errores con el producto o el proceso de desarrollo.
  6. Estimula la proactividad de los equipos de trabajo.

Desventajas

De las desventajas de la metodología Scrum, resaltamos las siguientes:

  1. Es más efectiva para equipos de trabajo reducidos.
  2. Requiere profesionales muy capacitados, pues estos deben poder de gestionar por su cuenta muchos aspectos del desarrollo del producto.
  3. Es más susceptible a errores y retrasos, los cuales pueden ralentizar o detener por completo el proceso de desarrollo.
  4. El equipo de trabajo debe estar muy familiarizado con la metodología Scrum, de lo contrario, en muchos casos, terminarán cometiendo errores que comprometan su eficacia.
Ventajas y desventajas de la metodología Scrum
Fuente: Canva

Más allá de las ventajas y desventajas de la metodología Scrum, está claro que es uno de los marcos de trabajo o frameworks más importantes dentro de las metodologías ágiles. Si llegaste hasta aquí, seguramente notaste cuán eficiente es el proceso de desarrollo que propone para organizaciones y empresas.

La metodología Scrum, como destaca el portal web Business News Daily, especializado en negocios, es ideal por su flexibilidad y porque permite que una empresa o negocio mejoren su producto o servicio de forma proactiva y ágil.

Además, en muchos casos, incluso podría impulsar el aprendizaje adaptativo de los miembros de un equipo de trabajo, pues estos deben abordar los desafíos y errores que se presenten en el desarrollo del proyecto y mejorar su producto partiendo de esta experiencia.

Considerando todo esto, no es sorpresa que la metodología Scrum sea tan relevante en las grandes empresas de software y tecnología de la actualidad, donde el desarrollo de productos de calidad es tan importante como la productividad.

Por eso, si quieres maximizar el rendimiento de tus equipos de trabajo, asegúrate de darle una oportunidad a la metodología Scrum, tiene mucho que ofrecer y te puede ayudar a conseguir estupendos resultados.